¿AGUA FRÍA O CALIENTE?




Cuando debes decidir entre agua fría o caliente ya sea bebiéndola, duchándose o lavándote la cara, recuerda que todo depende de los detalles para tener una buena rutina para el cuidado de tú piel. Siempre empezamos lavándonos la cara, pero lo que puede ser tan importante como el limpiador facial que elijas también lo es la temperatura del agua, así que asegúrate que sea la adecuada.

Sigue leyendo para saber cómo la temperatura del agua puede afectar tu piel.

¿Que hace el agua caliente en tú piel?

Una ducha de vapor es demasiado relajante en el momento, pero no es exactamente lo mejor para tú piel. El agua caliente puede causar aumento de la sensibilidad después de la limpieza, lo que es peor, es que el agua caliente puede resecar tú piel despojándola de los aceites naturales necesarios, especialmente si ya tiene la piel seca, si tienes la piel grasa tú piel podría crear aún más grasa, lo que hará que su aspecto sea excesivamente brillante.

¿Que hace el agua fría en tú piel?

Cuando lavas tu cara con agua fría esta actúa como astringente haciendo que la piel se retraiga “temporalmente”, siendo este el uso más recomendado cuando tenemos la piel con un aspecto hinchado especialmente en el área debajo de los ojos, los resultados me encantan porque tiene un efecto tensor además de la inigualable sensación refrescante que deja en tu piel. Pero, lo recomendado es que no la debes usar todo el tiempo, no es lo mejor para tú piel.

Entonces, ¿qué temperatura del agua es la mejor para tu piel?

Entre caliente y fría, tibia es ideal! Esta es la temperatura que proporciona los mejores resultados, el agua moderadamente caliente hará la mejor experiencia cuando laves tú cara y mantendrá la salud general de tú piel. La mayoría de los productos para el cuidado de la piel se probaron o crearon teniendo en cuenta esta temperatura, el agua tibia garantiza que tú limpiador facial actúe de manera correcta, elimine suficiente suciedad de la superficie y equilibre adecuadamente los aceites naturales de tú piel.

Ahora que sabes la manera ideal de lavar tu cara, a continuación algunos de mis limpiadores favoritos y mas recomendados que puedes usar con agua tibia y dos de los consejos más importantes para hacerlo.


Shop this post


# 1 : Lavar tu cara demasiado fuerte no traducirá a una tez más clara o más limpia, al contrario! tiene efectos secundarios como la flacidez, irritación, enrojecimiento… Cuando laves tu piel aplica suavemente el limpiador extendiéndotelo por todo tu rostro, luego enjuagar con agua tibia, actualmente se están incluyendo la doble limpieza lo cual es manera correcta de limpiar tu piel, ( pero de esto les hablaré en otro blog ), recuerda también ser suave al secarte la cara, no es necesario que la frotes con una toalla, te recomiendo secarla con un pańo de algodón suave para que sea más fácil para tú piel.

# 2 : La humedad es el objetivo general de cualquier buena rutina de cuidado de la piel, la hidratación adecuada mantiene la piel sana y también previene los signos prematuros del envejecimiento. Esto es algo que siempre recomiendo, aplícate la crema hidratante inmediatamente después de la limpieza mientras tu rostro aún está un poco húmedo, esto ayudará a mantener la hidratación de tu piel a largo plazo.