MOTIVACIÓN PROFESIONAL



Siempre he sido una mujer muy motivada, pero también soy humana. He tenido episodios en mi vida donde me he sentido completamente estancada en lo que respecta a mi vida laboral, ya sea con algo grande como mis objetivos profesionales a largo plazo o algo pequeño como qué comer para la cena, así de simple. PERO, aquí no termina todo, a continuación algunos consejos que te ayudarán a redirecciónar tus prioridades.

Trabaja en ti misma

Visualiza tu vida, pero no de la forma “fake” que ves en las redes sociales, estoy hablando de pensar en la vida o el trabajo que deseas, empieza a planificar lo que se requiere para llegar allí. Piensa cómo esta tú salud mental? mi vida espiritual es mi TODO, me permite enfocarme en aprender y descubrir más de mi misma para después actuar acorde a lo que decido ser.

Haz mínimo “una” cosa al día que promueva tu proyecto

Probablemente esto lo has escuchado 72487 veces, pero no importa porque ¡realmente funciona! Planifica hacer mínimo “una” cosa cada día que promueva tu proyecto, el que tienes o el que estás soñando, simplemente algo para que tu proyecto avance. Esto lo empecé a hacer especialmente cuando decidí hacer un cambio en mi profesión.

Encuentra un mentor

¿En qué te inspiras? ¿Quién tiene un trabajo que te interese? ¿A quién respetas profesionalmente? Una vez que descubras eso, trata de contactarlos, si es alguien que conoces pídele una reunión, si se trata de alguien online envíale un correo electrónico, si se trata de alguien “inalcanzable” averigua si tiene conferencias, entrevistas online, etc; encuentra algo donde explique los pasos o lo que tuvo que hacer para llegar allí…

Aléjate del celular o de la computadora

Haz lo que tienes que hacer y VETE. No podemos quedarnos “atrapados” en las redes sociales, tiendas online, videos etc.. durante horas y horas. Tener dos hijos me ha ayudado a abandonar este absurdo uso del tiempo y ser más eficiente y productiva en el celular y la computadora.

Considera diferentes oportunidades

Incluso si está contenta con lo que estás haciendo en este momento, no es una mala idea mantenerse al tanto de otras oportunidades. Asiste a conferencias, talleres, congresos, etc.. todo lo que te inspíreee, nunca se sabe si algo nuevo podría contribuir a que tu proyecto avance.

Aprende algo nuevo

Ya sea escuchando un podcast, tomando clases o algo más directamente relacionado con el trabajo en el que estás. Aprender es una forma de refrescar tú mente, no solo puedes usarlo para tu trabajo; sino que el usar una parte diferente de tu cerebro puede ser energizante para continuar.

Encuentra una motivación lateral

Antes de comenzar a bloguear, estaba en la industria de la Medicina Estética. Comencé este blog como un proyecto apasionado porque sabía que necesitaba algo más creativo y práctico. Si estás desmotivada, piensa en tus pasatiempos y descubre si hay una oportunidad de trabajo detrás de esto. Si es así EMPIEZA, te aseguro que serás una persona más feliz pasando tiempo haciendo lo que que amas y disfrutas.

Tomate un descanso

La mayoría de nosotros estamos constantemente encerrados en nuestros teléfonos, correos electrónicos, etc… por lo que es casi imposible darle a tu mente un descanso, aunque sabemos que esto NO es saludable! Cuando me he sentido desmotivada, es porque necesito un descanso, necesito tiempo para mi, así que haz lo que tengas que hacer para recargarte.

Acepta la realidad

Una cosa que no me gusta de esta generación es la mentalidad de “Auto Suficiencia” esta idea de que todos estén contentos las 24 horas los 7 días de la semana.. esto es lo que muestran las redes sociales todo el tiempo quienes juegan un papel importante en esto, pero simplemente no es la vida real.