ÁCIDO HIALURÓNICO




Debido a que aún existe desinformación respecto a estos procedimientos, te compartiré lo que pienso acerca de los rellenos faciales, mi experiencia y la información que necesitas para tomar la decisión correcta.

Las neurotoxinas y los rellenos inyectables conocidos como: (Restylane / Juvéderm) Acido Hialurónico, (Botox / Dysport) Neurotoxinas. Son generalmente muy seguros cuando son inyectados por dermatólogos o cirujanos plásticos quienes tienen un profundo conocimiento de la anatomía humana. Los rellenos faciales pueden traerte consecuencias mucho más serias de lo que piensas, si no lo haces con el profesional y el producto adecuado. Es por esto que hay un aumento dramático tanto en las complicaciones de los rellenos en general; como en el uso de la técnica.

Los rellenos faciales más que cambiar la apariencia de los labios o minimizar líneas de expresión, pueden darle volumen a las mejillas, perfilar los contornos faciales, mejorar los surcos nasogenianos, elevar cicatrices… Pero, lo que debes tener claro es que no pueden contrarrestar la flacidez o desaparecer las líneas de expresión profundas; por esta razón recomiendo empezar estos procedimientos a temprana edad, pensando en la PREVENCIÓN.

Todos los rellenos no son iguales, la mayor parte están hechos de Ácido Hialurónico. El AH es una sustancia segura que se encuentra naturalmente en nuestro cuerpo; se conoce como relleno bioestimulante (sustituto del colágeno y la grasa perdida en la piel), tiene un resultado inmediato, pero a corto plazo; por lo general los resultados pueden durar de 6 meses a 1 año. Su propósito principal es aumentan gradualmente la producción de colágeno y elastina para mantener un volumen duradero.

Radiesse® es un estimulador de colágeno compuesto por hidroxiapatita cálcica, una sustancia que está presente naturalmente en nuestro cuerpo (huesos/dientes) por lo que no produce reacciones alérgicas; es biocompatible y totalmente degradable. Se utiliza para modelar los contornos faciales, dar volumen a las mejillas y tratar pliegues cutáneos profundos, los resultados pueden durar hasta 1 año.

Sculptra® es sintético, no tiene origen animal ni humano (el mismo componente de los puntos absorbibles) su ingrediente principal es el ácido poli-L-láctico (PLLA). El ácido láctico es una sustancia natural presente en nuestro cuerpo, necesaria para el metabolismo celular. Esta indicado especialmente para corregir depresiones cutáneas profundas como, surcos, pliegues y cicatrices; los resultados pueden durar hasta 2 años.

Bellafill® su base es de colágeno (vobino) con microesferas de polimetacrilato de metilo (PMMA) no biodegradables “es esencialmente permanente” (Técnicamente está aprobado por la FDA para que sea seguro y efectivo por hasta cinco años).

Mi recomendado JUVÉDERM® Ultra XC para labios, tiene una densidad firme, se integra bien sin causar problemas y no se ve rígido o “exagerado”. Bueno, independientemente del relleno, “una aguja en tu cara es una aguja en tu cara” los labios tienen demasiadas terminaciones nerviosas, siempre pido que me apliquen lidocaína dentro de la boca para bloquear temporalmente el dolor en los labios y alrededor de ellos. Ni mencionar los efectos secundarios, la parte que no nos gusta, morados e inflamación muy común de los inyectables; el tiempo de duración alcanza un máximo de dos a cuatro días luego desaparecen.

A pesar de sus similitudes químicas, estos geles varían en densidad, viscosidad, elasticidad, capacidad de volumen, rigidez… La durabilidad de la dosis depende del tipo de relleno, el area inyectada y la cantidad; esto determina la velocidad única que tu cuerpo lo reabsorberá.